Educación

La educación contemporánea, promotora de la tecnificación de lo humano y de una racionalidad industrializada conlleva en su interior grandes riesgos al apropiarse del conocimiento como una mera mercancía necesaria para sobrevivir en el mundo globalizado que hoy nos confronta. Ante ello, en el CIIO  fomentamos una educación que promueva la emancipación intelectual de los individuos, potencializando sus capacidades para la búsqueda, desarrollo y evaluación de soluciones alternas y viables a la diversidad de problemas  de las sociedades actuales. Así, entendemos al conocimiento como algo en permanente construcción, como algo por hacerse y no como un hecho terminado, un conocimiento que dota de sentido a los sinsentidos y que busca tanto en las respuestas adecuadas como en las erróneas la pauta para comprender el razonamiento humano. Para ello,  promovemos una educación reflexiva que fomente una praxis consiente, basada en la capacidad de dialogo manifestada sobre todo con aquellos que observan la realidad desde miradas distintas, fomentando las relaciones académicas horizontales y dando valor a cada actor y acción educativa emprendida.

En el CIIO comprendemos la educación con un fenómeno complejo no solo por la cantidad de actores, circunstancias y relaciones que se llevan a cabo en su interior, sino, y ante todo, por la naturaleza de sus relaciones. Una educación arraigada es su cultura y abierta al conocimiento del otro, forjadora de un saber capaz de criticarse a sí mismo, centrada en un ser humano con potencialidades cognitivas, afectivas y motrices, un ser humano abierto, flexible, crítico, consciente, autónomo, pero ante todo, un ser humano libre que habita una sociedad compleja que requiere de  otras miradas para transformar la educación y por ende su realidad.

Nuestra intención educativa última será proporcionar a los dicentes una formación encaminada al desarrollo de su capacidad para transformar de manera ética, crítica y responsable su entorno sociocultural a través del ejercicio consciente de su libertad en una sociedad compleja.  Para ello, la educación en el CIIO deberá fomentar el desarrollo de capacidades genéricas que potencialicen la adquisición de los saberes básicos en todo profesional y, de capacidades disciplinares que aporten saberes con significado y significación en su área de especialización.

La educación en el CIIO busca formar las capacidades necesarias para hacer del ser humano un sujeto autónomo, responsable y actor crítico-propositivo en una sociedad plural por lo cual, dentro de su quehacer cotidiano busca:

  • Fomentar una cultura autorreflexiva que permita el análisis consciente de la realidad contemporánea.
  • Evaluar la posición que guarda el individuo y sus conocimientos en la sociedad compleja
  • Fomentar el análisis, evaluación y construcción de las tendencias socioculturales, políticas y económicas contemporáneas.
  • Participar críticamente en el análisis, evaluación y construcción de nuevos saberes y avances en diferentes campos del conocimiento.
  • Promover la cultura de la investigación desde diferentes enfoques teóricos y metodológicos.
  • Promover la cultura del ocio a través de una educación reflexiva del tiempo libre.
  • Crear nuevos referentes sociales y fomentar las estrategias para alcanzarlos.

 

Be the first to start a conversation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: