Investigación

El surgimiento de nuevos problemas  y el replanteamiento de viejos problemas en nuevos contextos y la visualización de nuevas vías de solución,  han motivado la exploración de  vías alternas  de indagación en las ciencias sociales[1] que permitan al investigador acercarse de una forma integral al objeto de estudio.

Dejando atrás “las primeras pretensiones de los grandes paradigmas de investigación social, que terminaron convirtiéndose en nuevas versiones del positivismo, puesto que su preocupación central estaba en la neutralidad valorativa del investigador y algunas buscaban generar teorías universales,” (Murcia y Jaramillo 2000, 62)  reconocemos la necesidad en la investigación del ocio y la recreación de acercarnos a los Paradigmas Emergentes en cuyas tendencias “se acepta que la realidad está influida por la cultura y las relaciones sociales y que el conocimiento es una creación compartida entre el investigador y el investigado en la cual los valores median e influyen en la construcción del conocimiento. (Murcia y Jaramillo 2000, 63)

Considerados como la Dimensión  Reguladora del Subjetivismo, Teorías Interpretacionistas o Reflexivas[2], las investigaciones guiadas por diseños emergentes se estructuran y reestructuran a partir de los sucesivos hallazgos de la investigación, buscando una flexibilidad basada en cuerpos teóricos  que explore más allá de lo que se presenta a primera vista en el proceso de investigación.

En el CIIO  entendemos a la recreación como una práctica social desarrollada en campos culturales concretos por lo cual nuestras   investigaciones     buscan correlacionar diversos elementos teóricos con la realidad socio-cultural en que los agentes sociales se desenvuelven,  lo que  hace no solo viable sino necesaria, la integración de metodologías reflexivas de orden cualitativo para la investigación del ocio y la recreación, ya que, como menciona Galindo (1996,2) hoy en día el campo está abierto, las alternativas reflexivas sobre la observación se configuran y reconfiguran, la labor constructiva sobre la mente que elabora mundos es el corazón de la acción teórico-metodológica.

 

Desde esta perspectiva,  el la investigación en el CIIO  busca la integración de las diferentes aportaciones hechas desde el paradigma de la investigación cualitativa sin olvidar los aportes de los enfoques cuantitativos. Para ello, nuestra  investigación  se basa, en un primer término,  en el Principio de  Complementariedad Etnográfica como enfoque de investigación rector. Para Napoleón Murcia Peña y Luis Jaramillo Echeverry  (2000, 83) autores de dicha propuesta, es importante reconocer que cada uno de los enfoques cualitativos presenta elementos importantes en el análisis y comprensión de las realidades culturales, aunque cada uno desconoce el aporte de los otros lo cual hace necesario reconocer los elementos positivos de los diferentes enfoques cualitativos siempre que no sean contradictorios y ayuden a complementar el estudio que se esté realizando.

El enfoque de investigación desde la Complementariedad propuesto por Murcia y Jaramillo (2000, 84-89) busca trascender la escisión entre el investigador y el investigado por lo cual:

  • Se fundamenta en las teorías de la complejización de las ciencias propuestas por Edgar Morin y Kern (1993,189) según las cuales, una ciencia se desarrolla cuando busca su complejización, esto es, cuando se analiza desde las relaciones internas y externas.
  • Se apoya en el principio sistémico Ecológico como posibilidad de construcción de un texto cultural y la consideración de las relaciones que se dan permanentemente en dicho texto: nuestra mente no sigue solo una vía casual, lineal, unidireccional; sino también, y a veces sobre todo, un enfoque modular estructural, dialéctico, gestáltico, donde todo afecta e interactúa con todo.
  • Se apoya en la teoría de la Acción Comunicativa de Habermas; según la cual todo acto de habla implica una acción de comunicarse, y esa comunicación se desarrolla mediante las señales o emisiones emitidas en un contexto de intencionalidad que desencadena una acción, la cual es la base para coordinar acciones entre varios participantes del proceso comunicativo. (Habermas, tomo II,14)
  • Abre la posibilidad de conocer el mundo desde la perspectiva de los sujetos, en tanto este es una representación de las vivencias que se van logrando desde la historia cultural. Lo anterior recogiendo la posibilidad de entender miradas del mundo subjetivo.
  • Considera que la realidad debe ser complementada con las múltiples miradas, lo que constituye la necesidad de entender que la percepción se da en relación  a los sujetos.
  • Los estudios deben realizarse donde tiene objeto la cotidianidad sin perder de vista lo externo, lo cual tiene una doble connotación para un estudio desde el principio de complementariedad: en primer lugar la necesidad de tener en cuenta los contextos internos y externos que están interactuando con el fenómeno de investigación lo que hace posible una visión histórica del mismo.
  • Se fundamenta en la hermeneútica como base de los procesos de comprensión de sentidos y significados de los escenarios sociales y de los sujetos que intervienen en ellos (tanto del investigador como del investigado).
  • Tiene en cuenta la influencia de los sujetos en la percepción del mundo, pues considera que la mejor forma para desentrañar una realidad sociocultural es estudiando a los sujetos que son actores de esa realidad.
  • No deja de lado los aportes de la investigación acción participativa.

 

Continuando con su propuesta de Murcia y Jarmarillo (2000,89) mencionan que  en un estudio  desde la complementariedad es necesario tener en cuenta  los aportes  de las múltiples corrientes y enfoques, los cuales los autores  sintetizan en:

  1. La necesidad de realizar los estudios sociales  en su medio natural,  tal y como lo enuncia  el naturalismo.
  2. La posibilidad de estudiar  la esencia de los fenómenos  a partir del reconocimiento de las acciones y experiencias de los sujetos, y su consolidación en estructuras socioculturales; propuestas impulsadas por la fenomenología,  la etnometodología  y estructuralismo.
  3. La importancia de comprender las redes de sentido y significado socioculturales desde los procesos comunicativos en un contexto determinado, propias  de la hermenéutica.
  4. El apoyo  en un paradigma teórico científico que reconozca la trascendencia de la comunicación, la tradición y la historia,  tal y como lo propone la teoría crítica.
  5. La importancia de poder construir teoría  a partir de la comparación constante, propuesta por la teoría fundada.
  6. La necesidad  de reconocer los rasgos  culturales y poder reflexionar sobre ellos  a partir de la propuesta de la etnografía reflexiva.
  7. La posibilidad de apoyar  los análisis de tipo individual y colectivo en historias orales y de vida.
  8. La posibilidad de utilizar  algunos diseños previos flexibles, que se puedan ir reconfigurando en el proceso mismo de investigación.
  9. La opción  de utilizar algunas posibilidades estadísticas, siempre que sean un medio en esa búsqueda teoría para ayudar a comprender la realidad.
  10. La posibilidad de extender  las propuestas comprensivas  hacia la reflexión  y cambio  de estructuras socioculturales mediante la crítica emancipadora de la comunidad, propia de investigación acción participativa.

 

A su vez,   en el CIIO  promovemos la relación entre las distintas disciplinas del conocimiento desde un enfoque transdisciplinar, una perspectiva que de acuerdo con Miriam Carmona Rodríguez  (2004) se plantea estrategias de largo alcance e incluye enfoques como el marxismo y las teorías del conflicto, los cuales tienden a hacer énfasis en los estudios cualitativos, la teorización, el uso de la intuición, el compromiso social y la proposición de cambios profundos, buscando las variables del sistema.[3]

El enfoque transdisciplinario se inicia desde el  momento cuando el sujeto comienza a interpretar la realidad, pues la realidad es transdisciplinaria (García Guadilla, 1998). Desde esta mirada, el propósito del CIIO es  integrar  las diferentes áreas del conocimiento que permitan a educadores, investigadores y profesionales acercarse a la realidad formando equipos de trabajo que posibiliten la integración científica mediante la investigación colectiva y cooperativa.


[1] Un análisis sobre esta perspectiva es abordada por José Padrón (2007)  “Tendencias Epistemológicas de la Investigación Científica  en el Siglo XXI”

[2] Véanse los trabajos de Sandoval, Burrel y Morgan, Mardones, Mammersley y Atkinson, Rockwell y Martínez entre otros.

[3] Desde el punto de vista etimológico del término subyace dimensionalidad, ya que su vocablo está conformado por la preposición latina “trans” y el sustantivo adjetivado “disciplinariedad”El prefijo “trans”, que significa “más allá y a través de”, se utiliza predominantemente para indicar eventos en los que no existen fronteras entre las disciplinas, es decir, las acciones que se mueven dentro y a través de una determinada disciplina. (Carmona, 2004)

 

 

Anuncios
One Response “Investigación” →

  1. jairo diaz jurado

    22 julio, 2013

    Es un importante e interesante artículo en el que se expone la aplicación del principio de complementariedad en la investigación, como argumento para conciliar teorías antagónicas y ampliar la perspectiva en el estudio de fenómenos complejos, de igual forma, contribuye a la interdisciplinariedad tanto en la ciencia como en la educación. En lo persona aclara el sentido y significado del principio de complementariedad en la investigación.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: